Cestas de fruta: la alternativa al arreglo floral…

Sorprende con una original crema de temporada: calabaza y pera
9 diciembre, 2014
Las fincas de la ribera del Ebro (Rioja Media) se suman a “Flor del Iregua”
17 febrero, 2015
Mostrar todo

Cestas de fruta: la alternativa al arreglo floral…

Si estás cansada de ver siempre lo mismo, prueba con algo nuevo: decora tu hogar con fruta fresca.

Es verdad que los más atrevidos e innovadores, han ido marcando la pauta y que una de las propuestas con más éxito ha sido la de convertir en regalo una cesta de productos estéticos, coloristas y útiles: ¡la fruta! tratándola como si fuesen flores, por su belleza y aroma. Diseñar cestas de fruta es todavía un reto de lo más chic, porque sigue siendo una propuesta original, diferente y atractiva tanto si es para regalar como para decorar la propia mesa.
 

La famosa frase " díselo con flores" ha dejado paso a un " a ver si consigo sorprenderte" porque cada vez cuesta más diferenciarse. Con un bonito centro de fruta fresca puedes conseguirlo.

 
La Navidad es una de las épocas más adecuadas para iniciarnos en este hobby. Desde luego se trata de una propuesta más sana, más rica y más útil que la mayoría de detalles que nos caen por Navidad, que acaban muchas veces guardados en un cajón. Además de la fruta, que puede ser todo lo variada y colorista que deseemos, podemos acabar el centro de mesa con otros complementos; estrellas de Navidad, muérdago, velas, etc.

Elaboración:
Escoger el recipiente: la opción más inmediata seguramente será escoger un cesto o canasto aunque también hay otras alternativas; una fuente de cerámica, un plato o bandeja, un jarrón de vidrio de cuello ancho, etc.
Escoger la fruta: para no equivocarnos hay que tener en cuanto timepo va a pasar desde que mjontamos el centro decorativo y nos comemos la fruta. si van a pasar algunos dias, deberíamos escoger frutas que duren mucho (manzanas, peras, piña, plátano, kiwi, etc) Si nos la vamos a comer enseguida, podemos atrevernos con frutas rojas (arándanos, fresas, etc.) En cualquier caso, lo mejor será escoger frutas de temporada, a poder ser de proximidad.
Montaje: probablemente una solución que puede resultar, es colocar las frutas más grandes detrás e ir de mayor a menor tamaño, hasta llegar al frente de la cesta. También podemos darle alturas diferentes, poniendo algo de material de relleno bajo la fruta (como papeles de colores).
Complementos: hay muchas otras cosas que podemos añadir al arreglo frutal, como por ejemplo mezclar fruta fresca con frutos secos, gominolas de colores, chocolates o incluso otros productos muy diferentes (galletas, vino, etc)
Presentación: como la fruta siempre es un producto delicado magullarse con facilidad, debemos intentar protegerla con celofán o tul (en cualquier caso, asegurarse de que la fruta quede aireada). Y evidentemente, acabaremos de decorarla como queramos: con cinta, lazo, tarjeta, etc.